Como los elogios pueden causar una pérdida de confianza

Extracto del articulo de Stephen Grosz en El Pais Semanal (29-10-2013)
Elogiamos en exceso a nuestro hijos. Alabar a un niño diciéndole que es muy listo no le ayuda en la escuela. De hecho puede perjudicar su rendimiento. Como va a hacer otro dibujo si ya ha hecho el mejor, o puede que repita lo que ya ha hecho. ¿ para que dibujar algo nuevo o distinto si con el anterior recibe siempre elogios?.
Admirar a nuestro hijos puede levantarnos temporalmente la autoestima al hacer ver a quienes nos rodean los fantásticos padre que somos y lo extraordinarios que son nuestro hijos, pero no ayuda mucho a desarrollar su personalidad.
¿Como ayudar a desarrollar la confianza en nuestro hijos? Una veterana maestra de Indiana comentaba – yo no elogio a los niños por hacer lo que son capaces de hacer, los elogio cuando hacen algo realmente difícil, como compartir algo, ser pacientes cuando tardo en ayudarlos, les doy las gracias, pero no elogio a un niño por estar jugando o leyendo. Estar presente contribuye a desarrollar la confianza porque les demuestra que merecen ser tenidos en cuenta- no podemos esperar que un crío preste atención si nosotros no se la prestamos a el.
Estar presente con hijos, con amigos, con uno mismo requiere siempre mucho esfuerzo, pero es esa atención, esa sensación de que alguien se interesa por nosotros, algo que anhelamos mas que el elogio.

This entry was posted in Blog.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *